sábado, 22 de marzo de 2008

Los Inquebrantables

Los Inquebrantables (Cassandra's Dream, 2007) es una película dirigida por Woody Allen y estelarizada por Ewan McGregor, Colin Farrell y Tom Wilkinson. Los hermanos Terry (Farrell) e Ian (McGregor) acaban de comprar (con dificultades) un pequeño velero al que bautizan como Cassandra's Dream. Terry trabaja como mecánico de autos en un taller mientras que Ian le ayuda a su padre (John Benfield) a administrar el negocio familiar, un pequeño restaurante. Terry se endeuda al apostar y perder una fuerte cantidad de dinero en un juego de poker (es un apostador empedernido), mientras que Ian ambiciona invertir en un negocio de hoteles en California, poder independizarse económicamente y casarse con la actriz de teatro Angela Stark (Hayley Atwell). Agobiados económicamente, Terry e Ian le piden ayuda a su tío Howard (Tom Wilkinson), un acaudalado hombre de negocios, hermano de su madre (Clare Higgins), quien se encuentra de visita familiar en Londres. El tío Howard accede ayudarlos económicamente a cambio de un gran favor: deben eliminar a un socio de Howard, Martin Burns (Phil Davis), quien va a testificar en su contra en un juicio que puede llevar al tío Howard a la cárcel. Los hermanos se encuentran muy indecisos en llevar a cabo el plan, especialmente Terry, pero finalmente ejecutan a Martin utilizando unas armas de fuego de fabricación casera. A pesar de que no hubieron testigos de crimen, Terry desarrolla un terrible cargo de conciencia (sufre de pesadillas, cambia radicalmente su carácter) y se hace adicto a las pastillas y el alcohol. Se encuentra decidido a entregarse a la policía, por lo que el tío Howard convence a Ian de que Terry debe ser "silenciado" para evitar que los delate. Ian invita a Terry a un paseo en el velero, el cual tendrá un final inesperado.

Los Inquebrantables representa una obra menor de Woody Allen si se le compara con trabajos previos, incluyendo la reciente Match Point (2006) y las exitosas Annie Hall (1978), Hannah y sus Hermanas (Hannah and Her Sisters, 1987), Poderosa Afrodita (Might Aphrodite, 1996), etc. La trama resulta lenta e incluso aburrida, con una historia que tiene poco que contar. Para los estándares a los que nos tiene acostumbrados Woody Allen, Los Inquebrantables es una gran decepción.

Los Inquebrantables: ** (Regular)

No hay comentarios.: