jueves, 21 de febrero de 2008

El Ojo del Mal

El Ojo del Mal (The Eye, 2008) es el remake de la exitosa película del mismo nombre (The Eye, 2002) dirigida por los hemanos Pang. La nueva versión corre a cargo de David Moreau y Xavier Palud, siendo estelarizada por Jessica Alba, Alessandro Nivola y Parker Posey. Sydney Wells (Jessica Alba) es una joven violinista invidente, la cual es operada mediante un trasplante de córneas para poder recuperar la visión que perdió en su infancia por un accidente con fuegos artificiales. Sin embargo, Sydney comienza a observar extrañas imágenes que no sabe si son realidad o causadas por un defecto de visión. Durante su primera noche en el hospital, después de la operación, observa de manera borrosa una figura que se aleja, sin saber que se trata de una paciente que acaba de fallecer. El terapista de Sydney, Paul Faulkner (Alessandro Nivola), trata de analizar las visiones de su paciente, que incluyen fantasmas, fuego, muerte y el número 106. Lo más impactante para Sydney es percatarse (con ayuda de una foto) que el rostro que ve en el espejo no es el suyo, sino el de otra jovencita. Con la ayuda de Paul viaja a México para conocer el origen de la donadora de sus córneas, Ana Cristina Martinez (Fernanda Romero). Ana Cristina tenía la habilidad de ver el futuro y se suicidó debido a que no pudo impedir el incendio en una fábrica en su pueblo natal. Los familiares de las víctimas creyeron que la desgracia sucedió por culpa de Ana Cristina. De regreso a la frontera, Sydney y Paul se encuentran atrapados en el tráfico ocasionado en un accidente vial. Entonces Sydney observa un camión que transporta combustible y que porta el número 106, tal y como lo percibió en sus visiones. Entonces Sydney se da cuenta de que heredó de Ana Cristina la habilidad de predecir desgracias, como la que va a ocurrir.

El Ojo del Mal no presenta sorpresas para quienes vieron la película original, pues es prácticamente lo mismo. Para quienes no conocieron la primera versión, El Ojo del Mal representa una aceptable historia con buenos momentos de suspenso y terror, pero es muy inferior a la cinta de los hermanos Pang, quienes escribieron y dirigieron con gran acierto El Ojo en el 2002. Salvo excepciones (como El Aro), la mayor parte de las versiones norteamericanas de las películas de horror orientales han resultado fallidas porque no han trasladado adecuadamente la esencia de las historias originales. El Ojo del Mal sufre del mismo defecto.

El Ojo del Mal: ** (Regular)

2 comentarios:

Blue dijo...

Ah, la del ojo original sí me gustó, bueno, sí me asustó... como que los japoneses y los españoles sí la arman para esas cosas, no sé si ya viste la de Frágil... no no no, todo el tiempo estuve con escalofríos durante la película...

Anónimo dijo...

estubo muy buena la pelicula...me gusto, pero kiero kanciones la última, la de cierre.