sábado, 19 de enero de 2008

El Orfanato

El Orfanato (2007) es una película española que combina terror y suspenso. Dirigida por el debutante Juan Antonio Bayona y estelarizada por Belén Rueda y Fernando Cayo, El Orfanato comienza con una escena de la niñez de Laura (Belén Rueda) la cual vive felizmente en una casa habilitada como orfanato y es adoptada. Siendo adulta regresa a dicha casa, la cual ha comprado junto a su esposo Carlos (Fernando Cayo) para convertirla en un hogar para niños enfermos. Ambos tienen un pequeño hijo adoptivo, Simón (Roger Príncep), el cual es portador de VIH. A la casa llega una anciana que dice ser trabajadora social, Benigna (Montserrat Carulla), la cual lleva el expediente de Simón. Durante un paseo a una caverna a orillas de una playa cercana, Simón establece comunicación con un niño imaginario llamado Tomás, al cual Simón dibuja con una bolsa de tela en la cabeza junto a otros cinco niños que asegura ver. Simón le revela a su madre que Tomás y los otros niños han creado un juego para él, donde tiene que seguir una serie de pistas. Al final de las mismas llegan a un cajón donde se encuentran los documentos de Simón, el cual ya sabe que es adoptado y que va a morir pronto. Durante la noche Laura escucha ruidos en una pequeña bodega ubicada al fondo del jardín, donde Laura encuentra a Benigna hurgando en dicho sitio. Benigna logra huir pero Laura la denuncia con la policía, quienes le informan que no existe alguna trabajadora social con el nombre de Benigna. Laura y Carlos organizan una fiesta donde asisten los niños enfermos y sus familiares. Simón desea que Laura conozca el escondite de Tomás, pero ella le reprende. Laura parece ver entre los invitados a Tomás y su bolsa en la cabeza, pero no esta segura ya que los invitados llevan máscaras. Durante la fiesta se percata de que Simón ha desaparecido. A partir de ese momento y durante meses Laura tratará de encontrar a su hijo a toda costa, incluyendo la ayuda de una médium (Geraldine Chaplin) y posteriormente tratando de contactar a los espíritus de los amigos imaginarios que Simón aseguraba ver.

La historia se va desarrollando de tal manera que el suspenso es ingrediente fundamental de la trama. A lo largo de la misma se van aportando elementos que resultan importantes para el desenlace. El final, para unos trágico pero para otros feliz, culmina de manera adecuada con la historia rica en elementos visuales. Sobresale la destacada actuación de Belén Rueda, quien será capaz de todo con tal de encontrar con vida a su hijo perdido. El Orfanato resulta una de las mejores películas de terror y suspenso no sólo del 2007 sino de los últimos años.

El Orfanato : **** (Excelente)

No hay comentarios.: