jueves, 15 de noviembre de 2007

Leones por Corderos

Leones por Corderos (Lions for Lambs, 2007) es una película de corte político dirigida por Robert Redford y estelarizada por él mismo, Meryl Streep y Tom Cruise, con un guión de Matthew Michael Carnahan. El filme nos cuenta tres historias, en la primera se desarrolla una entrevista entre la experimentada periodista de televisión Janine Roth (Meryl Streep) y el exitoso senador republicano Jasper Irving (Tom Cruise). La segunda subtrama trata de la interacción entre el profesor universitario Stephen Malley (Robert Redford) y su brillante estudiante Todd Hayes (Andrew Garfield) y la tercera se desarrolla en Afganistán, donde el hispano Ernest Rodriguez (Michael Peña) y el afroamericano Arian Finch (Derek Luke) forman parte de un pelotón a punto de ser desplegado en la zona montañosa afgana para combatir a los talibanes. La película tiene como fin hacer una crítica a la política belicista del gobierno norteamericano, al involucrarse en conflictos con otros países bajo la premisa de combatir el terrorismo. Durante la entrevista entre Roth e Irving se produce un debate de ideas entre ambos debido a la postura antibelicista de Roth y la ambición de Irving, que considera que el éxito de una nueva estrategia del ejército norteamericano en Afganistán puede ser su trampolín político para contender por la presidencia. Al final de la conversación Roth se niega convertirse en un instrumento de propaganda gubernamental, pero Irving le recuerda que tanto su cadena de televisión como ella misma apoyaron el despliegue de las tropas contra los regímenes que patrocinaban el terrorismo. Por su parte, el profesor Malley sostiene una conversación con Hayes, quien inició su curso con brillantez y protagonismo pero que se ha convertido en un estudiante conformista e indolente. Hayes le explica que no tiene sentido querer cambiar las cosas, pues es una lucha perdida y que él prefiere vivir su vida cómodamente. Y resulta que dos de los ex-alumnos de Malley (Rodriguez y Finch) decidieron dejar la universidad y hacer algo por su país alistándose en el ejército para ir a luchar a Afganistán. Precisamente durante el trayecto de su helicóptero de transporte de tropas son atacados por el fuego de los talibanes y Rodriguez cae del helicóptero, por lo que Finch también salta para apoyar a su amigo. Ambos quedan aislados en la zona montañosa, rodeados por sus enemigos, mientras que el comando central los ubica vía satélite. A pesar de los esfuerzos por rescatarlos con vida, mediante bombardeos de la fuerza aérea contra los talibanes y el envío de un helicóptero de rescate, éste llega tarde. Como epílogo, la escena final muestra a Hayes y un amigo de su fratenidad viendo cómodamente la televisión, donde el noticiero informa sobre la vida personal de un cantante, mientas en el cintillo inferior de la pantalla aparece de manera discreta el anuncio sobre la nueva estrategia bélica norteamericana.

Leones por Corderos se pudo llamar también como el documental de La Verdad Inconveniente (An Inconvenient Truth) debido a que trata sobre un polémico e incómodo tema, el involucramiento militar norteamericano en distintos frentes bajo la consigna de combatir el terrorismo a cualquier precio y cómo la sociedad norteamericana se muestra no sólo indiferente sino hasta cómplice del asunto. Al criticar la política exterior norteamericana se hace un análisis sobre las estrategias del gobierno para involucrar a ciertos actores en sus planes bélicos (la prensa que informa, las minorías que nutren al ejército) y así mantener manipulados a la mayoría de la población (los blancos de clases media y alta). La película puede parecer aburrida para ciertos sectores que prefieren los filmes típicos de Hollywood, que sólo entretienen y alejan a los espectadores de sus problemas cotidianos. Sin embargo, más allá de la crítica pura, posee virtudes como las excelentes actuaciones de sus protagonistas y las verdades incontestables de su historia.

Leones por Corderos: *** (Buena)

No hay comentarios.: