sábado, 15 de septiembre de 2007

Un Enemigo en Casa

Un Enemigo en Casa (Breach, 2007) es un muy recomendable thriller policíaco donde el espionaje es el elemento fundamental de la historia. La película es dirigida por Billy Ray y estelarizada por Chris Cooper, Ryan Phillippe y Laura Linney, basada en la historia real de Robert Hanssen, veterano agente de la CIA quien espió a favor de los soviéticos (y luego de los rusos) durante quince años, en lo que se considera "el peor desastre" de inteligencia en la historia de los Estados Unidos. El joven especialista en investigación (y aspirante a agente) del FBI Eric O'Neill (Phillippe) es comisionado por la agente Kate Burroughs (Linney) para que trabaje como asistente del veterano Robert Hanssen (Cooper), del cual se sospecha conducta sexual indebida y probables filtraciones de información al enemigo, incluyendo la identidad de quienes en Rusia estaban espiando a favor de Estados Unidos. En el recién creado Departamiento de Seguridad de Información (creado ex-profeso para tener bajo control a Hanssen), O'Neill deberá investigar secretamente a su jefe, registrando todas sus actividades y reportándolas a sus superiores (Burroughs). Sin embargo O'Neill termina por admirar al viejo agente, quien resulta un buen hombre de familia y ferviente religioso, quien trata de hacer que O'Neill y su novia sean también católicos practicantes. Sin embargo la opinión de O'Neill cambia cuando extrae la información de la agenda electrónica personal de Hanssen. Para lograr atraparlo infraganti, lo convence de que no se encuentra bajo ninguna investigación (las sospechas de Hanssen se basaban en la interferencia que sufría el radio de su automóvil, intervenido electrónicamente), por lo que Hanssen toma confianza y decide hacer una última entrega de información a los rusos, lo cual termina siendo su perdición.

Un Enemigo en Casa termina siendo una grata sorpresa, a pesar de no ser una película pretenciosa. Linney tiene un papel secundario y Phillippe luce un poco limitado (su papel es de un personaje inteligente pero dubitativo), pero quien se lleva la película es Chris Cooper, quien debido a su extraordinaria participación seguramente le merecerá estar en la terna de nominados al Oscar a Mejor Actor (los expertos coinciden en ello). Ante semejante actuación, el filme definitivamente merece verse.

Un Enemigo en Casa: **** (Excelente)

No hay comentarios.: